29-07-2016 Auschwitz por Pedro S.-Elojoqueves

Foto del Papa Francisco en Auschwitz

Francisco en Auschwitz

Hoy ha sido noticia en Twitter el nombre de un lugar símbolo de buena parte de las peores maldades humanas. Un sitio que al pronunciarlo trae al presente una de las peores ignominias llevadas a cabo por seres humanos contra otros seres humanos en su historia completa como especie. Auschwitz-Birkenau. El papa Francisco, el ciudadano Bergoglio, como diría el otro, ha visitado el campo de extermino nazi en Polonia. Más de un millón de almas le contemplaban. La de todos los seres que fueron aniquilados por su origen étnico, su ideología política o su orientación sexual. Especialmente por ser judios.

El pontifice, representante del Dios católico en la tierra, y referente moral no solo para los creyentes, sino para una buena parte de la población de otras confesiones o simplemente para no creyentes relativamente cercanos al cristianismo católico, ha cumplido con el ritual que inició el papa polaco Carol Wojtyla, Juan Pablo II. Una visita que convirtió en costumbre el siguiente papa, hoy emérito, Benedicto XVI, alemán. En ambos, su origen nacional daba un sentido especial a su visita. Sin embargo, Francisco no ha querido que esta visita se acabara con su papado y ha tomado rumbo a Auschwitz, entrando en el campo completamente solo bajo el cínico lema nacional socialista “Arbeit mach frei”, el trabajo os hará libres. No ha pronunciado una sola palabra y ha elegido el libro de honor de las visitas para dejar su testimonio escribiendo “Señor, ten piedad de tu pueblo. Señor, perdón por tanta crueldad”.

Pedro Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *